Un buen booty es la diferencia entre un buen cuerpo y un cuerpo increíble. Una de las principales razones para esto es que complementa la forma de reloj de arena y enfatiza tus curvas, ¡cuanto mejor sea el booty, más forma conseguiremos! Sin embargo, no es tan simple porque la forma de las otras partes de tu cuerpo afecta la forma de tu booty … ¡hablando de confuso! No te preocupes, trataré de simplificártelo. Pero primero, no me refiero que entre más grande mejor, no, recuerden simetría, es imposible tener mucha “cajuela” sobre dos rueditas muy chicas.

Anatomía

Visita cualquier gimnasio y verás a muchas mujeres trabajando sus glúteos. El músculo principal es el glúteo mayor, pero también es asistido por el glúteo medio y el glúteo mínimo. Sin embargo, conseguir un buen booty requiere algo más que entrenar tus glúteos. ¿Por qué? Los músculos de los glúteos comparten algunos puntos de unión con los músculos isquiotibiales y también con los músculos de la parte baja de la espalda. La forma en que entrenas a estos músculos tiene un impacto directo en la apariencia de tu booty: si los entrenamos bien, hacen más hincapié en tu booty y realmente lo hacen sobresalir. Y si tu booty sobresale, entonces tus piernas y espalda también se verán increíbles. Pero no se detiene ahí: la zona lumbar se conecta con la parte superior de la espalda y los isquiotibiales con las pantorrillas y los aductores. Entonces, al agregar músculo a un área, ayuda a darle forma al siguiente. Para hacerlo más fácil, piensa en tu cuerpo como una cadena donde todo está conectado y efectúa el siguiente enlace.

Reloj de arena 101

El entrenamiento de los músculos alrededor de nuestro booty actúa como un marco; cuanto mejor sea el marco, más enfatiza lo que hay dentro 😉
Cada pieza se adapta y hace que la siguiente pieza se vea mejor.

Paso a paso:

¿Cómo ayuda tu parte inferior al booty?

  1. Cuanto más tonificados estén nuestros isquiotibiales, más enfatizará la parte baja de nuestro booty y le dará forma.
  2. Cuanto más tonificamos nuestros aductores y cuádriceps, más curva interna le da a nuestro booty.
  3. Al entrenar nuestros músculos de la pantorrilla, le damos forma a nuestras piernas y las hace lucir más largas, torneadas y simétricas.

¿Cómo ayuda tu parte superior?

  1. Cuanto más entrenemos y tonifiquemos nuestros músculos de la espalda baja, más forma y curva obtenemos en la parte superior del booty.
  2. Cuanto más tonificamos y apretamos nuestros músculos abdominales, más curvas.
  3. Cuanto más tonificamos nuestros músculos dorsales y superiores de la espalda, da forma a nuestros abdominales; esto ayuda a «completar» el look de reloj de arena.
  4. Cuanto más tonificamos nuestros hombros, más se muestra el «corte» de nuestra espalda y brazos.
  5. Cuanto más tonificamos nuestros brazos, más enfatiza los hombros.

¿Como entrenar?

Ahora que sabemos cómo funciona todo, y que todos los músculos se conecta, necesitamos saber cómo entrenar para lograr el anhelado reloj de arena. Esta es la razón por la que estructuro mis entrenamientos de la manera en que lo he hecho; las primeras semanas trabajando en la construcción de músculos; luego, las últimas 4 semanas trabajamos en aislar los grupos musculares que trabajan juntos en cada sesión. Al entrenar de esta manera, podemos enfatizar esas conexiones de las que hablé antes, como la conexión glúteo-femoral, para obtener una figura de reloj de arena de gran apariencia y hacer de tu booty el centro de atención. Pero, ¿a dónde voy desde aquí? Estén atentos, tengo algunas cosas emocionantes planificadas 😀