Si estas batallando para lograr tus objetivos diarios de tu programa, ¡hazlos mas fáciles!, dividiéndolos en pasos más pequeños y manejables para ti. No es algo que alguien más puede hacer por ti y que tu obtengas los resultados. ¿Entonces porque no hacer el proceso mas manejable y disfrutable PARA TI?

Cuando comencé este camino del fitness , fue una lucha constante donde siempre culpaba a mi falta de «fuerza de voluntad».  Llegue a creer que nunca podría lograr lo que tenían los que tanto admiraba porque claramente tenían el gen de «fuerza de voluntad» que a mi me faltaba.

Resulta que eso no era cierto. Fue una creencia auto-limitada y una narrativa negativa que creé sobre mí lo que me mantuvo luchando durante un tiempo.

Lo que cambió no fue trabajar más duro, sino trabajar más inteligentemente. Descubrí que si algo se sentía demasiado difícil de hacer constantemente, entonces necesitaba buscar otra manera.

EJEMPLO:

Digamos que tu objetivo es hacer ejercicio 5 veces por semana. No has estado haciendo esto y te sientes desanimado porque QUIERES, pero parece que no puedes hacerlo.

Una solución basada en la fuerza de voluntad sería «Tú eres la única persona que puede cambiar tus hábitos de ejercicio. Intenta más».

Y si, estoy de acuerdo hay veces en que tienes que hacer las cosas pero una solución efectiva es preguntarte qué obstáculos específicos se interponen en el camino de tu ejercicio. Cuando llegas a casa del trabajo, ¿estás cansado? Bien, ¿qué tal si intentas hacer ejercicio antes del trabajo? ¿Es el tipo de ejercicio? ¿Odias correr? No corras, prueba otro tipo de actividad física.  

Pregúntate: ¿Podría ser una persona que carece de fuerza de voluntad, o podría estar estableciendo metas que aún están demasiado lejos de mi alcance? La verdad no importa. Etiquetarse como alguien que carece de fuerza de voluntad es tóxico para tu éxito porque disminuye tu creencia de lo que es posible y te mantiene estancado.