¿Cuántas veces has tratado de encontrar excusas para no entrenar? La falta de tiempo es la excusa típica para no hacer ejercicio, sea una excusa válida o no, encontrar el tiempo para hacer ejercicio es un reto especialmente para entrenamientos pesados ​​que consumen mucho tiempo.
Encontrar el equilibrio saludable entre un programa de entrenamiento constante y un estilo de vida feliz es clave para los resultados a largo plazo.

ESTABLECE METAS Y TOMA ACCIÓN

Si sabes que tu horario diario está sobrecargado debido a tus entrenamientos, entonces algo necesita cambiar. No debes renunciar a tu vida social, ya que hacerlo te impedirá usar la excusa de «no tener tiempo». 😉 Aunque te encontrarás en situaciones donde debes priorizar tus metas, no todo el tiempo se puede todo.
Una manera simple de combatir esto es aumentar la intensidad de tus entrenamientos creando circuitos, utilizando superseries y enfocándote en los movimientos compuestos en lugar de aislamientos. Agrega un HIIT al finalizar y ¡listo! la receta perfecta para entrenamientos efectivos en tiempo contado. De esta forma, no necesitarás entrenar tanto si tienes una semana ocupada.

IMPLEMENTA BUENOS HÁBITOS EN TU ESTILO DE VIDA

La motivación te ayuda a comenzar, el hábito te mantiene activo; si no implementas buenos hábitos antes de tiempo, es muy probable que te caigas cuando desaparezca tu motivación. Si reduces el tiempo que pasas en el gimnasio, debes aspirar a introducir buenos hábitos que te compensen; esto te ayudará a mantener un estilo de vida feliz y saludable, sin poner en peligro tus objetivos fitness.

¡La planificación es clave! Trata de organizar y empacar tus comidas para cada día en el trabajo, ya que esto te ayudará a cumplir con tu plan de comidas. También evitará que tengas que saltes las comidas, lo que a menudo conduce a atracones.

Dormir lo suficiente y beber suficiente agua es tan importante como la planificación.

VIVE TU VIDA

De acuerdo, imaginemos el siguiente escenario: has seguido estrictamente tu plan de comidas, pero tienes que llevar a un cliente para un almuerzo de negocios. Tienes derecho a hacer concesiones de vez en cuando. Esto te ayudará a alcanzar un equilibrio feliz en tu vida. Ya sabes que puedes/debes comer, busca algo saludable en el menú y acomódalo en tu consumo diario, y si te sales, simplemente reduce uno de tus refrigerios u otras comidas; la clave del éxito es el compromiso cuando es necesario.

Solo recuerda, el equilibrio es todo y el autocontrol es la clave.

Usa tu tiempo de manera eficiente y no descuides ningún área de tu estilo de vida.

El entrenamiento es realmente gratificante y pone de manifiesto un lado diferente de ti: te hace darte cuenta de lo poderoso que eres, y que si pones tu mente en algo, puedes hacerlo. Ya sea que tengas un objetivo a corto o largo plazo, asegúrate de documentar tu progreso pero, ¡concéntrate en las fotos en lugar de lo que dice la báscula!

Recuerda: tu mente es tan poderosa como tu lo permitas. Llénate de positividad y todo cambiará.